Ámate hasta en tus peores días

Ámate hasta en tus peores días!

No me cansaré de escribir una y otra vez, sobre el amarte así tal como eres, perfecta, única e irrepetible.

Estamos tan acostumbrados a vernos en el espejo y mirar solamente nuestros defectos, ver lo que podemos cambiar; creéme yo lo hecho una y otra vez. Durante muchos, muchos años he odiado mi cuerpo, me veía en el espejo y agarraba la lonja, apretándola, estirando la arruga, me espulgaba el pelo buscando las canas. Me escondía detrás de unos pants y una camisa aguada, por que odiaba ese cuerpo que estaba frente a mí; Me sentía fea.
Pensaba en una y otra vez, en las dietas, los ejercicios o las operaciones que lograrían que por fin, fuera perfecta, que CUANDO SEA FLACA, SERÉ FELIZ.

Pero en realidad, me dí cuenta, que eso no es verdad, durante un tiempo bajé muchísimo de peso, y aún así no estaba completa, aún había algo que me faltaba, y entonces entendí que lo que tenía que cambiar era mi pensamiento hacia mi misma, mi forma de verme, de castigarme, de quererme, incluso de tocarme. Dejé de apretarme y comencé a acariciarme, de ver las cosas que me gustaban de mi, y enfocarme en eso. Y poco a poco sentí que realmente estaba cambiando, pero de adentro hacia afuera, y por primera vez, cuando estaba frente al espejo, me gustaba lo que veía y empecé a sonreír.

Hoy te invito a ver eso que te hace hermosa, eso que te hace tú misma, tus fortalezas, tus habilidades, eso que te gusta de ti.

A veces es mucho más difícil ver lo bueno, que aquello que queremos cambiar.
Párate frente a un espejo y dáte las gracias, por llegar hasta aquí, por haber superado todas las dificultades, por aprender de los errores y gracias por todo eso que te ha dado tu cuerpo, tu mente y tu espíritu.

Eres perfect@ no dejes que nada ni nadie (ni tu misma) te digan lo contrario

Besos de colores 😘😘😘😘😘

Panterita