To the Bone

Hoy quiero hablarles de “To the Bone” o “Hasta el Hueso” de Netflix, acabo de terminar de verla y me siento muy conflictuada, por eso hay varios puntos que quiero tocar. Y me encantaría escuchar su opinión.

El primero, es que las actuaciones son muy buenas, en especial Lily Collins, hace un gran trabajo actoral, sobre todo aplaudo su valor para interpretar algo tan doloroso y personal para ella, por que como ha dicho públicamente y publicado recientemente en su libro, ha luchado con problemas de alimentación desde muy joven, y el trabajo para la preparación del papel, incluyendo la pérdida de peso es excelente y cero melodramático.

La dirección a cargo de Martin Noxon, quien también escribe de forma autobiográfica, parece muy atinada ya que el tópico nunca es tratado con tintes prejuiciosos o morbosos.

El tema me parece muy pertinente sobre todo, tomando en cuenta que el objetivo de esta película, es mostrar un punto de vista sobre lo que es la anorexia y cómo afecta no solamente a los que la padecen sino también a sus familiares y amigos. Mostrando un punto de vista muy particular, sobre la enfermedad, por que cabe recordar que no hay una sola forma de padecer esta enfermedad mental.

El objetivo de incitar a la conversación acerca del tema y concientizar a las personas sobre lo que realmente implica, me parece que se ha cumplido ya que la película ha causado gran controversia, en redes sociales, aún antes de estrenarla. Y lo aplaudo ya que aún en estos días, puede ser un tema tabú.

En lo personal, la película me gustó mucho, me hizo llorar, tocó fibras en mí, me hizo recordar momentos difíciles, ya que yo sufrí trastornos alimenticios en la adolescencia, como ya les he comentado antes y me trasladó a esos momentos de angustia, tristeza y frustración.

SIN EMBARGO, y lo pongo así, en mayúsculas, hay algo que me preocupa mucho, es que suceda lo mismo que en “13 reasons why” también de Netflix. Ambas, tratan de temas relevantes, sobre todo para adolescentes, y su objetivo es generar conciencia social, pero la forma en que son interpretadas por los mismos chicos que la ven, puede ser peligrosa, ya que pueden glamourizar (no sé si esté dicho correctamente) estos problemas.

A esa edad somos muy influenciables, tanto así que ya se registraron dos casos de personas que decidieron suicidarse, dejando mensajes iguales que en la serie “13 reasons why”. Y la sociedad de psicólogos acaba de alertar sobre las consecuencias de dicha serie.

Y me parece que alguien con tendencia a estos problemas mentales y desordenes alimenticios, lejos de alejarse de ellos pudiera pensar que es “cool” y agravarlos más. Esto es lo que realmente me preocupa.

Es por eso que me encuentro conflictuada, creo que mi recomendación sería, no dejar que los adolescentes la vean solos, juntarse en familia, y después platicarla y aclarar sus dudas.

Ahora si me extendí, pero de verdad, esta película me tocó fibras sensibles.