A la mamá de un niño difícil…

Querida mamá de un niño difícil, sé que no es fácil, créeme lo sé, yo también soy esa mamá. Esa que quiere que las cosas sean más fáciles, que quiere ver la luz en el fondo del túnel, que ama a su hijo más que nada, pero a veces sólo quiere llorar. Que se siente juzgada todo el tiempo y a veces ya no sabe qué hacer. Que hay días que se siente la peor mamá del mundo. No estás sola, y lo estás haciendo bien, esto también pasará…
Busca ayuda, entre mamás la vida es más fácil. Créeme.
Te dejo un beso de colores, desde el fondo de mi corazón.